domingo, 17 de mayo de 2009

Entrada extraordinaria: Carta a mi padre

(De preferencia abra el siguiente vínculo y escuche mientras se lee. http://www.youtube.com/watch?v=vnRqYMTpXHc)
Porque siempre tendremos los colores del arcoiris.

¿Recuerdas el día en que nos molestamos? Aquel día en el que, jironeando, cruzamos más que un par de carajos porque me había entrado una llamada que me puso como un orate, una de esas que te hacen olvidar el mundo, y hasta a la gente que tienes alrededor. Yo lo recuerdo clarito. Se me deslizaron las lágrimas –Al igual que en casi la mayoría de nuestros últimos encuentros antes de tu partida-, no fue tu culpa, probablemente un adjetivo demás en tus palabras, pero nada grave. Totalmente comprensible tratándose de un padre que pasa el rato con su hijo y que no quiere interrupciones.

Gracias por la vida. Gracias por molestarme tanto y por decirme “palomilla de ventana”. Gracias por nunca dejar que me contaminase con SUS problemas conyugales. Gracias por presionar cuando tuviste que presionar. Gracias por abrazar cuando tuviste que abrazar. Gracias por picarme y meterme el bichito para que leyera a Twain, o a Kipling, o a Dickens, o a Verne, (Aunque créeme que aún están pendientes porque en vez de ellos empecé a leer a Poe, y a Faulkner, y a Dostoievski, y a García Márquez y a MVLL, que tan mal te cae).Gracias por obligarme también a escuchar a Caruso, y a Lanza, y a Gigli, y a Domingo (Y por hacerme dar cuenta, aunque de manera poco depurada para mí, de la diferencia que hay entre ellos). Gracias por nunca esconder un “Te quiero” conmigo, y sobretodo gracias por siempre hacerme sentir especial y por ser mi papá.

Quizás la vida no haya sido como la planeaste. Te aseguro que la vida para mí no es como la planeé, o mejor dicho como la creí (Porque antes de los veinte años es muy poco lógico que alguien planee su vida), pero no cambiaría ni un solo segundo. Hay situaciones que hubiésemos preferido que no pasen…Sin embargo, sin esas situaciones no seríamos quienes somos hoy. Soy una persona muy afortunada. No sé qué errores habrás cometido en la vida, no sé qué decisiones habrás tomado con las que no quedaste contento; o con las que quedaste decepcionado…quizás frustrado (Todos, en algún momento abrimos las puertas de nuestro propio purgatorio…pero eso ya lo sabes porque tú sabes casi todo), pero yo no soy quién para juzgarte, menos aun si siempre fuiste honesto conmigo y nunca quisiste hacer daño.

Nuestra confianza se fue afianzando, probablemente, luego de SU separación. Aunque suene un poco paradójico, luego de que mi mamá y tú dijeran adiós comencé a conocerlos más y de forma más individual. Para mí siempre fuiste mi superman, el héroe que todos queremos que salte de la historieta a la realidad. Luego, cuando adquirí una conciencia más amplia, me di cuenta de que los superhéroes no existen, pero también aprendí que hay malas personas, buenas personas y grandes personas. Y tú eres una gran persona. No eres un superhéroe. Eres humano. Las cosas te duelen, te joden, te alegran, te enorgullecen… igual que a mí me enorgulleces tú.

Dicen por ahí que la paternidad es un estado no natural. Fisiológica y psicológicamente no estamos conectados como una madre con su pequeño bebé, o con su pequeño idiota que se va a casar pero sigue siendo su pequeño bebé. Pero, por alguna razón, que no he podido explicar yo nunca te dejaría de querer… y de sentir, así estés a miles de kilómetros.

Me hubiese gustado que papapa nunca se fuera. Me hubiese gustado tenerlo un poco más, tal vez hasta la universidad ¿Qué cosas no habríamos hecho los tres juntos? ¿De qué no hubiésemos hablado? De repente seríamos diferentes, no sé si mejores, pero sí diferentes. No importa, la vida nos tocó así. Siempre recuerdo a mí abuelo y créeme… él estaría muy orgulloso de lo buen padre que eres…. Porque eres de los mejores, el mejor que cualquiera podría pedir. Por eso, un solo favor… solo uno… no me dejes de querer. Yo sé que me vas a decir (O debes estar pensando) que es una estupidez… que nunca vas a dejarlo de hacer, pero igual quiero asegurarme. No me olvides. Yo sé que nos vamos a volver a ver....Pero, ¿Y si no?, tú me has enseñado que la vida se puede terminar en cualquier momento y hay que aprovechar el instante. Porque cuando se acaba ya no hay más películas en el cine, ya no hay más helados que disfrutar, ya no hay más dónde divertirse, ya no hay más comida que tragar, ni baño donde cagar, ya no hay nada; cuando se acaba… se acaba.

Una llamarada de alegría nunca se apagó en ti, hasta en los momentos más mierdas de la vida. Nunca me dejaste de querer. No sufras, no llores. Yo voy a estar bien. Créeme, me enseñaste a sobrevivir en muchas situaciones. Y aunque a veces parezca que me derrumbo… no te preocupes, si tú estás bien yo puedo seguir. Estando lejos va a ser más difícil pero quién dijo que sería fácil.

Perdón si alguna vez te hice sentir un mal padre o te hice pensar que me hacías daño. Perdón si cometí la cojudez de pensar que tú no me querías de manera tan prematura en tu vida. Tal vez no soy lo suficientemente fuerte como tú lo eras a mí edad, o lo suficientemente avezado, o lo suficientemente decidido, o realista, o machista, o inteligente, o culto. Pero soy lo que soy. Y tú eres lo que eres (Ya parezco el puma Carranza con “La U es la U”) y así como te conozco te amo y siempre serás mi superhéroe. .. Aunque sepa que estos no existen.

Gracias.

11 comentarios:

  1. Me dejaste sin palabras..Justo hoy necesitaba leer algo asi, Gracias Leo!!

    ResponderEliminar
  2. A nuestros padres nadie les enseño a ser padres, y a nosotros tampoco, la lucha por la convivencia es dura, pero a las finales es satisfactoria obviamente no en todos los caso, Ahora mi abuelo no esta mas pero como dices quedan los recuerdos,uno capta lo mejor de los padres de una u otra forma son nuestro ejemplo

    ResponderEliminar
  3. basura, me cagaste el cerebro... ahora toy pensativo T_T

    gracias por el post, muy bueno

    ResponderEliminar
  4. Lo que nos hace mas fuertes al final es cuando nos damos cuenta que nosotros solos somos la unica persona que tenemos; mas adelante, digase de aca a unos anhos, seras una persona completamentamente distinta, nisiquiera recordaras por donde comenzaste...pero voltearas y leeras cosas como esto y veras todo lo que creciste. Los padres son los angeles que Dios nos pone en la tierra hasta que aprendamos a caminar por nosotros mismos, siempre valoralos cuando los tengas contigo porque el dia que no estan otra vez empezamos a tambalear.

    ResponderEliminar
  5. me has exo llorar y con la cancion la mataste!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. casi casi me haces llorar!!!... no lo hice solo porque estoy en el trabajo y me tomarán de loca!!!..
    Pero hay algo muy cierto.... MAS SE AMA Y VALORAS CUANDO LO TIENES LEJOS!!... no esperes a q se alejen para siempre..
    Gracias Nero...

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar